Buen 2012 para el cine, enorme 2012 para el cine español

El cine es carísimo. Los Bluray están a precio de oro. A Hollywood se le acaban las ideas. Los actores de ahora no son como los de antes. Etc.

Soy el primero que comparte algunas de estas ideas, pero lo cierto es que el cine sigue siendo mi hobby favorito. Y es que pasar un par de horas en una sala de cine, con tu bebida y tus palomitas, prácticamente no tiene precio. O estar en el salón de casa, o en tu habitación, tranquilo y sin molestias, y disfrutar de alguna cinta que se te escapara en su paso por la cartelera, es otro gustazo.

El caso es que, en este 2012, hemos podido disfrutar de algunas muy buenas películas internacionales, pero sobre todo, de un grandísimo cine patrio, que ha demostrado que en este país se puede hacer buen cine siempre y cuando la manera de preparación sea buena; o lo que es lo mismo, dejar de lado las españoladas y hacer un buen cine internacional made in Spain.

EL CINE ESPAÑOL DEL 2012

Sin duda este año será de las mejores añadas que podamos recordar. Y es que hacía mucho tiempo que no podía decantarme por una única gran película española.

Así, tenemos dos grandes películas nacionales:

  • Grupo 7 (Alberto Rodríguez) es la cara A del cine español, una cinta policiaca donde Mario Casas ha logrado mi respeto y Antonio de la Torre borda un sensacional papel, acompañado por unos personajes notables que acompañan a las mil maravillas durante unos casi perfectos 95 minutos. Alberto Rodríguez logran mucho con un presupuesto limitado.

grupo_7_nido_tinta

  • Lo imposible (Juan Antonio Bayona) es la cara B, ya que aquí contamos con un presupuesto enorme, de cerca de 30 millones de euros que se reflejan en unos grandísimos efectos especiales, en variados y exóticos emplazamientos y en cientos y cientos de extras, que forman un envoltorio de lujo presentado por actores del nivel y de la importancia de Ewan McGregor y Naomi Watts.

lo_imposible_nido_tinta

Al margen de estas grandes triunfadoras, en España se han hecho varias películas que, con algunos defectos más pronunciados y sin llegar a las cotas de calidad de Grupo 7 y Lo imposible, dejan su firma en la historia de nuestro cine:

  • Luces Rojas (Rodrigo Cortés) era quizás la más esperada producción española de este 2012. Contar con Robert de Niro, Cillian Murphy y Sigourney Weaver era ya suficiente reclamo como para hacerte pagar la entrada, pero si encima la última obra del director era la sobresaliente Buried, el interés era máximo. La película entretiene, y algún que otro momento pone la carne de gallina y te siembra de dudas, pero al final todo queda con demasiados claroscuros. Una pena, porque tenía material para una gran cinta.

luces_rojas_nido_tinta

  • [•REC]³ (Paco Plaza) es mi gamberrada española del año. No puedo evitarlo, me encanta el gore, la sangre, los zombis y el humor negro e incluso macabro. Y si a todo eso le metemos una boda y a dos actores que lo hacen (en esta película) muy bien, como son Leticia Dolera y Diego Martín, tenemos un cocktail cachondo y entretenido para pasar una tarde sin mayor pretensiones que la de disfrutar y reír. Lo mejor de todo es que no se toma en serio a sí misma.

rec_3_nido_tinta

  • El mundo es nuestro (Alfonso Sánchez) es la materialización cinematográficas de los famosos sketchs de los compadres. El resultado no puede ser mejor, ofreciendo una visión jocosa e irreverente de la situación actual desde el prisma único y particular de Sevilla y los sevillanos. Cabe destacar su modelo de negocio, con algún elemento parecido al de Carmina o revienta.

el_mundo_es_nuestro_nido_tinta

Estas seis películas han sido el lado bueno del año. Presupuestos dispares, temáticas variadas y calidad, en general, notable que han contando con el apoyo del público en las salas de cine (quizás las cintas de Rodrigo Cortés y Paco Plaza ha sido la más floja en cuanto a público).
Pero no sólo hay oro, y también tenemos varias películas (de las muchas estrenadas que no nombraré siquiera) que o bien no han aprovechado su potencial (Fin, Tadeo Jones) o que directamente han sido un desastre:

  • Fin (Jorge Torregrossa) parte de una premisa interesante (el fin del mundo) y cuenta con un reparto de caras conocidas (Maribel Verdú, Clara Lago, Blanca Romero,…). El problema es que el guión es irregular, los actores no acompañan y la dirección es un desastre. El resultado no puede ser peor a pesar de la campaña de marketing y de las buenas intenciones: una cagada.

fin_maribel_verdu_nido_tinta

  • Carmina o revienta (Paco León) ha sido una de las apuestas del cine español este año, y no por su presupuesto, planteamiento, trama o actores. Lo ha sido por su modelo de negocio basado en estar, al mismo tiempo, en cines, Internet y DVD a un precio competitivo y atractivo. Pero mientras que la película de er culebra y er cabesa funciona a la perfección, la cinta de Paco León no pasa de curiosidad y no engancha al espectador aún contando con algunas buenas escenas dramáticas.

carmina_o_revienta_nido_tinta

  • Las aventuras de Tadeo Jones (Enrique Gato) es otro ejemplo de que el cine de animación español está aún muy lejos de lograr los resultados, en cuanto a calidad, que hay en Estados Unidos o Japón. Y hablo de calidad, porque en taquilla ha funcionado a las mil maravillas, e incluso ha sacado un tema muy pegadizo cantado por Juan Magan y Belinda. Otra pena, porque un Indiana Jones hecho en España podría haber funcionado muy bien de haber tenido mejor trabajo encima.

tadeo_jones_nido_tinta

  • Tengo ganas de ti (Fernando González Molina) hace el efecto contrario de Grupo 7, y me provoca rechazo hacia Mario Casas, que juguetea con un papel hecho para y por fans y adictas de los subproductos televisivos típicos de Antena 3. Una pérdida de tiempo enorme.

tengo_ganas_de_ti_nido_tinta

  • El cuerpo (Oriol Paulo) es otro producto más pensado para y por Belén Rueda. El Orfanato funcionó, Los Ojos de Julia daban vergüenza ajena y esta película insulta al espectador. Cutre, mala y con actores sobreactuando.

el_cuerpo_nido_tinta

  • Holmes & Watsom: Madrid Days (José Luís Garci) es, posiblemente, la peor película española del año. ¿Cómo se pueden hacer productos de esta calidad? ¿No hay gente que se encarga de que un producto alcance un mínimo? Parece el trabajo de un estudiante de Ciencias Audiovisuales, pero es en realidad una producción a cargo de un “consagrado” director español con muchos años de experiencia. Una vergüenza.

holes_and_watsom_madrid_days_nido_tinta

Me quedan dos película, que creo interesantes, pero que no he podido ver: Blancanieves (Pablo Berger) y El artista y la modelo (Fernando Trueba). Las dos han estado entre las candidatas para representarnos en los Oscar, siendo la primera en caer eliminada la obra de  Trueba, y justo en la antesala de finalistas, la de Trueba.

El resumen del año español es de notable. Los dos primeros grupos suman 6 películas de muy buen nivel, siendo las dos primeras sobresalientes. El último grupo, en el que podían haber entrado docenas de otras películas que no han tenido mayor repercusión o que han acabado como productos de bajísima calidad, no debe llevarnos a engaño. 6 películas de buen nivel en un año, en un país que no hace tantas películas es una media magnífica.
Es cierto que en Estados Unidos podemos encontrar más películas de calidad, y posiblemente más cantidad que satisfagan a públicos más variados, pero es que en USA se hacen cientos y cientos de películas, muchas de ellas de bajísima calidad.

Este año podemos estar contentos con nuestros directores, ya que estamos ante un 2012 de notable producción cinematográfica.

EL CINE INTERNACIONAL DEL 2012

Este año que se acaba también nos ha dejado, como no podía ser de otra manera, grandes películas provenientes de todo el mundo, con Hollywood como principal motor de nuevos proyectos (al margen de su calidad).

En el grupo de grandes cintas del 2012 hay de todo y de todos los colores, muchas de ellas grandes producciones de consumo rápido y fácil pero que no descuidan la calidad y el entretenimiento (vamos, entretenimiento de calidad que no insulta al espectador).

  • Shame (Steve McQueen | Reino Unido) comenzó su andadura, de cara a estar en los Oscar, a finales de 2011, pero su estreno en casi todo el mundo, incluído España, tuvo lugar los primeros meses de este 2012. En esta película tenemos un director que lo da todo (McQueen), un director de fotografía (Sean Bobbitt) que ofrece unos planos, encuadres y composiciones maravillosas, un actor que DEBORA la pantalla y borda el papel (Michael Fassbender), una actriz que funciona a las mil maravillas (Carey Mulligan) y un ritmo magistral que te engancha y te mete, directo en vena, una de las mejores películas, no sólo de 2012, sino de todos los tiempos.

shame_nido_tinta

  • Intocable (Olivier Nakache y Eric Toledano | Francia) otra que se estrenó a finales de 2011 pero que desembarcó a lo grande en las taquillas internacionales en 2012. Una muestra de cine de calidad, bien hecho y apasionante. La cinta es de esas que te saca una sonrisa a pesar del drama en el que está basado.

intocables_nido_tinta

  • Los Vengadores (Joss Whedon | EE.UU.) una de las grandes promesas de este año, quizás el más importante en la historia de los superhéroes. No es perfecta, pero es condenadamente entretenida y con grandes dosis de acción y humor. Deja con muchas ganas de que llegue Iron Man 3 y comencemos otro tramo para acabar con el apoteosis de Los Vengadores 2.

vengadores_nido_tinta

  • El caballero oscuro: La leyenda renace (Christopher Nolan | EE.UU.) Tercera y ¿última? incursión de Nolan en el mundo de Batman y tercer exitazo entre público, taquilla y crítica. Muchos se quejaron, pero es normal que tras ese plato exquisito y perfecto que es El Caballero oscuro hubiera gente disgustada. Al margen de esas voces inconformistas, Batman firma otro peliculón de cabo a rabo, que entretiene tanto como Los Vengadores, pero con un enfoque radicalmente distinto, cosa que no es en absoluto mala.

cabellero_oscuro_leyenda_renace_nido_tinta

  • Looper (Rian Johnson | EE.UU.) supuso una agradable sorpresa al principio del otoño. Sci-Fi de calidad, con el carisma que aportan Bruce Willis y Joseph Gordon-Levit y con una ambientación soberbia apuntalada por momentos magníficos. Hay que destacar la presencia (desaprovechada, esos sí) del gran Jeff Daniels.

looper_nido_tinta

  • Argo (Ben Affleck | EE.UU.) Ben Affleck siempre estuvo a la sombra de su amigo Matt Damon en lo que actuar se refiere, y papeles en películas de lamentable calidad como Daredevil no suponían un punto a su favor. Pero ha sido ponerse tras las cámaras y atraer la atención de todos. En esta ocasión, cuenta con todo a su favor: su gran labor en la dirección, un sólido y bien construído guión, una banda sonora que ayuda a mantener el continuo e intenso suspense y unos actores que lo bordan (con el propio Affleck, quizás, como figura más débil). El resultado es, posiblemente, la mejor película de este año.

argo_nido_tinta

  • Skyfall (Sam Mendes | Reino Unido) James Bond siempre había sido una saga reconocida y que aportaba beneficios. Pero nunca dejó de ser mero entretenimiento, exagerado, absurdo y palomitero (muchas veces coqueteando con la Serie B). Con Casino Royal (Martin Campbell) esto cambió, y Bond adquirió una nueva faceta. Quantum of Solace (Marc Forster) tiró aquello por la borda, con un guión que parecía estar escrito a la ligera y que mantenía un interés mínimo de principio a fin. El bueno de Mendes llegó, vio y besó el santo con la mejor película de James Bond rodada hasta la fecha y una de las mejores cintas de acción de los últimos años. Todos los actores rozan el sobresaliente (Craig, Dench, Bardem), pero por encima de todo, está esa fotografía obra de Roger Deakins, que no gusta, enamora.

007_skyfall_nido_tinta

Son sin dudas muchas y muy buenas películas. Los must see de este año. Pero tal y como hemos visto en el cine patrio, la cartelera española también ha sido asaltada por películas correctas que desgraciadamente no han logrado alcanzar más altas cotas.

  • Brave (Mark Andrews, Brenda Chapman y Steve Purcell | EE.UU.) Pixar siempre es sinónimo de calidad, y sólo en Cars y Cars 2 me han decepcionado. El caso de Brave sin embargo, aún siendo una buena película, no acaba dejándote buen sabor de boca, no por el apartado técnico, que es impresionante, sino por un guión y un desarrollo un poco a trompicones que lastran la que podía haber sido la gran película de animación de 2012.

brave_nido_tinta

  • ¡Piratas! (Peter Lord y Jeff Newitt | Reino Unido) los creadores de las geniales historias de plastilina de Wallace & Gromit parecían estar preparando una divertidísima cinta de animación, que al final no llega a más de entretenida con algún punto divertido. Una pena, porque el tiempo y el esfuerzo que supone hacer una película con esta técnica merecía de más esfuerzo e ingenio en el guión y en el desarrollo de la historia.

piratas_nido_tinta

  • El Hobbit: un viaje inesperado (Peter Jackson | EE.UU. y Nueva Zelanda) Una buena película de aventuras, muy estilo años 80 (Willow es quizás la que más se le asemeja) y que a los incautos les puede entretener muchísimo. Por desgracia, a los que nos informamos y los que conocemos la novela, no dejamos de pensar “vaya cómo están estirando el chicle para calzar un libro que es la mitad de La Comunidad del Anillo en tres películas”. Lo peor viene cuando, algunos efectos especiales quedan hasta mal, cantan por bulería, no encajan bien en la acción, algo que en una producción de tres cifras no debería permitirse. Buena, pero poco más.

hobbit_nido_tinta

Por otro lado (y entiendan que no mencione a todas las películas de este año, ya que seguro que hay muchas que me encantarían, pero no lo he podido ver todo) están los desastres del año. Esas películas que, ya podían prometer el “oro y el moro” o no generar el mayor interés, pero que aburren, abochornan o dan incluso vergüenza ajena. Dinero tirado a la basura, tanto de los productores como del pobre espectador que se entrega a tan lamentable espectáculo:

  • Jack y su gemela (Dennis Dugan | EE.UU.) Adam Sandler tiene algunas películas divertidas y que te regalan alguna risa (Un papá genial, Little Nicky) pero en general, sus películas son burdas producciones, de bajo coste y nula calidad. Aquí, Sandler emula a otro que tal baila (Eddie Murphy) y hace dos papeles a la misma vez, regalando al espectador un bochorno de principio a fin.

jack_y_su_gemela_nido_tinta

  • John Carter (Andrew Stanton | EE.UU.) Me resulta doloroso escribir esto, pero es que, por muchos millones y efectos especiales que metas en una película, si el guión apesta, rara vez vas a salvar el pastel. Cuando pasan los 132 minutos te das cuenta que has visto un lío enorme, un caos en el que nadie ha sabido poner orden y que, aún aportando algún diseño interesante, se queda en una aburrida anécdota de más de 250 millones de dólares.

john_carter_nido_tinta

  • Ghost Rider: Espíritu de venganza (Mark Neveldine y Brian Taylor | EE.UU.) Podemos hablar, con tranquilidad, de atentado contra el espectador. Un insulto, una broma macabra con el careto de Nicolas Cage hacía las personas que se gastaron dinero en esta basura.

ghost_rider_espiritu_venganza_nido_tinta

  • Prometheus (Ridley Scott | EE.UU.) Bien saben los que me conocen que me duele incluir la última obra de Scott en esta lista. Pero también sabrán, e imagino que me comprenderán por ello, los amantes de la buena Sci-Fi y de Alien, que Prometheus es un corte de mangas al espectador. Una casa de peineta. La “precuela de Alien que no es tal cosa” cuenta con un apartado visual sensacional, unos actores increíbles (Fassbender, Rapace, Theron) y un presupuesto para haber hecho una obra maestra.
    El guión de mierda (porque es lo que es, una enorme mierda) juega con el recuerdo del espectador que ha visto la saga Alien, muestra una serie de detalles que te transportan a aquella cinta maravillosa del 1979, pero no te cuentan un carajo, para al final mostrarte a algún tipo de xenomorfo finústico, hijo de un humano violado por una lombriz mutante. La gran decepción del año, que no por ello la peor película del año.

prometheus_nido_tinta

  • Ira de Titanes (Jonathan Liebesman | EE.UU.) Furia de Titanes (Louis Leterrier) entró por los ojos gracias a varios trailers de quitarse el sombrero. Fue un fracaso, una bazofia de principio a fin. Su secuela, con cambio de director, volvía a seducir con unos trailers muy bien montados, pero de nuevo vuelve a ofrecer una película aburrida que da la sensación de estar hecha con escenas eliminadas de la primera entrega y algún plano extra. Ni pies ni cabezas. Otra pena.

ira_de_titanes_nido_tinta

  • Blancanieves y la leyenda del cazador (Rupert Sanders | EE.UU.) es curioso como, en el año de Blancanieves, la película que mayor repercusión haya tenido fuera la versión española en blanco y negro con Maribel Verdú. Esta versión, encabezada con una de las actrices más sosas e inexpresivas del momento (Kristen Stewart) y uno de los chicos de oro del Hollywood actual (Chris Hemsworth), es otra muestra de lo que un mal guión, un mal director y unos malos actores pueden provocar. Ni épica, ni entretenimiento ni mayor recuerdo que el de pérdida de tiempo.

blancanieves_leyenda_cazador_nido_tinta

  • Abraham Lincoln: cazador de vampiros (Timur Bekmambetov | EE.UU.) Una premisa tan sencilla como interesante y absurda (uno de los más famosos presidentes de los Estados Unidos matando vampiros) pasa a convertirse en un lamentable espectáculo sin pies ni cabeza que aburre de principio a fin.

abraham_linconl_cazador_vampiros_nido_tinta

  • Total Recall (Len Wiseman | EE.UU.) Las películas de los años 80 tienen un problema, y es que están guardadas en nuestra memoria con cariño, son perfectas con sus imperfecciones, y funcionan a las mil maravillas tal y como son. Por eso, cuando coges una obra de culto como Desafío Total, y lo conviertes en…esta cosa, pasa lo que pasa. Creas un bodrio. Una calamidad en forma de film. Un insulto para el seguidor de la original. Y ojo, no es, tal y como pasa con Prometheus, una película horrible. Pero es lo que tiene cuando andas con fuego, que o haces el más impresionante espectáculo dejando con la boca abierta a tus amigos, o le metes fuego a las cortinas del salón, a la casa, y te tienes que comer la bronca de tus padres, policías y bomberos.

total_recall_nido_tinta

En definitiva, con su lado negativo (duele especialmente lo de Prometheus, El Hobbit y Total Recall), el 2012 ha sido un muy buen año cinematográfico, que nos ha dejado delicias visuales, fotografías para el recuerdo, personajes entrañables, guiones muy bien construídos y horas y horas de diversión. Esperemos que el 2013 sea lo suficientemente bueno y tengamos, como mínimo, tan buenas películas como este 2012 que ya se acaba.

¡Y tú que opinas? ¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s